CONTACTO | PUBLICIDAD | TRANSLATE

FIRMAS COLABORADORAS

VIDEOS

VER MAS VIDEOS

GALERIAS

VER MAS FOTOS

REDES

Los domingos, cavilar Una oferta irrechazable

Los domingos, cavilar Una oferta irrechazable

Por Fernando Merodio | 08/07/2019
“Periodismo es publicar lo que alguien no quiere que publiques. Todo lo demás son relaciones públicas” (George Orwell).
"(...) lo que nos está pasando jamás lo imaginé. Todo se desmorona, Nos sentimos en estado de shock. Sencillamente, nos sobrepasa" (Joan Báez).
Un aciago pálpito, las breves imágenes de la pequeña parte de una larga reunión que da más de sí y desasosiega por lo que se ve y lo que sugiere, previa a navidad de 2010 ó 2011, en la que cofrades de la fundación familiar Botín se reúnen con Renzo Piano, un "artista", en su estudio de Génova con el ufano gesto petulante de quienes solo dudan en nimios detalles, para ser informados, entre risas, sobre el proyecto -aún no planteado a la ciudad- de un túmulo y, en el trámite, ante alguna leve duda sobre la respuesta política a la forma en que fraguaban presentar, con ardides de pillo, lo que "el artista" madurase, un miembro de la etnia expresó estupor con el hosco mohín de quien se siente ofendido: "No veo por qué van a decir que no"; entiende irrechazable la oferta de ocupación privada -por ellos- de la mejor zona del muelle ciudadano de Santander para una iniciativa tan agresiva, humillante y privada como no requerida. 
 
Tales hechos y lo que vivimos exige que cada cual, sin esconderse por comodidad o miedo, se moje, lo valore a tenor de su tolerancia y sensibilidad... para luego actuar. Lo explica Joan Bàez, son tiempos muy ásperos en los que cuesta, no prende, la lírica, de ignaros cobardes que, maleables y dúctiles, se adaptan todo, tiempos en que el dinero organizado en cuadrillas, el capital, abusa del disperso individuo, campa por sus respetos, actúa a su placer; tiempos en los que, como refrendan las imágenes, Trump es perfecto -no único- paradigma y, aún peor, alarmante síntoma.
Más que mil palabras, las imágenes de The Godfather, "el film" sobre la mafia, en su escena inicial, la boda de Connie/Talia Shire, hija del padrino, destilan en metáfora el modo mafioso: Michel/Al Pacino, futuro cruel padrino, explica a Kay/Diane Keaton, novia y luego angustiada esposa, cómo Don Corleone/Marlon Brando, forzó a Jack Woltz, magnate del cine, a relanzar la carrera de Johnny Fontane, alter ego de Sinatra, usando a su consiglieri/abogado, Tom Hagen/Robert Duval que, tras fallar en su modo académico, depositó la ensangrentada cabeza cortada de un carísimo caballo en la cama del indócil, un método que, aunque parezca mentira, era más fino que el que habitualmente usaba el gorila Luca Brasi, al proponer una " irrechazable oferta " que, sin otra opción, era aceptada por quienes se habían negado a lo que el Don quería.
Mafia es palabra derivada de la árabe mahya que, llegada a Italia en la ocupación de Sicilia a fines del siglo X/principios del XI, definía a individuos pretenciosos y abusivos, siendo hoy, para unos, la pura y dura organización criminal, mientras para otros identifica a las muy diversas redes oscuras que operan para usurpar beneficios con actividades ilícitas en política, paraísos fiscales, medios de comunicación, narcotráfico, arte, electricidad, petróleo,...; los mafiosos aparecen, pues, en el imaginario colectivo tanto con la forma de lo que fue -y es- organización criminal que incluso no duda en matar como, aplicando leves matices, con la de los sólidos y delictuosos grupos "de presión" que, apoyados por lobbystas -más o menos legales- pagados, trapichean con intereses socio-económicos -casi siempre- fuera de la ley.
Las distintas mafias -en el sentido que cada cual quiera dar al concepto- controlan los medios, hacen que solo se informe de lo que les conviene, falsean lo real, lo que es útil e importante logro de su enorme poder y, por ello, obligan a quien, de verdad, quieran frenar lo que, dolidos y exactos, Joan Bàez y otros denuncian, deberán arriesgar, difundir información real ajena a la de sus corruptos -y falsarios- medios, explicar, hacer público aquello que las mafias del poder prefieren oculto, una actividad cuyos riesgos muestra "Truth" -"Verdad"-, film político de los USA, sobre los avatares de la información que osaron difundir Mary Mapes y Dan Rather, de la poderosa CBS News, sobre el oscuro y vergonzoso trato de favor recibido por George W. Bush  a su paso por el ejército y cómo Mapes y Rather fueron laminados, a pesar de lo cual, y con menos poder que la CBS, -pienso que- merece la pena intentarlo.
Lo del túmulo/pirámide del muelle Alvareda es cuestión mayor, no solo de estética opinable o influencia cultural detestable, es más, mucho más, ha quebrado el Estado de Derecho y humillado a la ciudad dormida, es botín, soberbia metáfora didáctica, Robert L. Stevenson, bucaneros, islas, mares, tesoros,..., que pone en el centro el obsesivo dinero, psicoanálisis, coprofagia, sexualidad mal resuelta que hace aferrarse a lo que, coercitivo y mórbido, incluso lo inmaterial, se ambiciona propio, compulsión que los años mutan en desordenado deseo de lo material, inseguridad, cobardía, botín que se intenta atesorar en forma de sucios papelajos o lisonjeros halagos agresiva, ofensa sin pudor a los que se ganan la vida con el limpio sudor de su fuerza de trabajo, que obliga a atender el aviso de George Steiner, agitador intelectual, "si no encontramos otro ideal, el dinero acabará con todo".
Pasó el tiempo y en la mejor parcela pública de nuestra ciudad, un poder temido como absoluto plantó lo que quiso con su apellido grabado a sangre y fuego, gritó quien manda y decidió, peor, difundir "su hórrida cultura", tal como, profético, el 31 de julio de 2010, ignoro si antes o después de la reunión de Génova, El Delirio Montañés de M.A. Castañeda, en un publirreportaje de seis páginas alardeara saber, sin lugar a dudas, que “Botín construirá un centro cultural (...)” y, seguro, “ocupará (...) la zona delimitada por la línea roja”, que entonces era aparcamiento del muelle de ferrys, usurpación, apropiación del dominio público marítimo en que la ley prohibía edificar, quiebra del perfil urbano e historia, humillación de la dignidad ciudadana,... y, peor aún, burla a bombo y platillo del contrato social, el Estado de Derecho.
Desde la reunión de Génova -cuya fecha ignoro- y lo de ese abyecto periódico de 31 de julio de 2010, escarnio de un medio sumiso al servicio de un poder fáctico ajeno a la ley, 1) se modificaron ilegalmente los usos del dominio público del Muelle Albareda, 2) se regaló tal espacio y su uso, mediante una concesión, cuyo pliego de condiciones "pactado" se anunció en el estudio de Piano, en evidente, ilícito y flagrante pacto previo del dinero y tres Administraciones y 3) se implantó un mamotreto ilógico, todo ello ilegal al servicio del dinero de un apellido; lo explica, genial siempre, El Roto, una mesa, dos figuras, una desde la sombra da un papel a la otra y le ordena: “Páseme a legal este atropello”; la imborrable vergüenza aún impregna los -ilícitos- expedientes.
 
Vuelvo a las imágenes, grabadas por ellos con calidad para ser hechas públicas, quién sabe qué fin y, pese a ser poco dado a temer algo que no sea el miedo, me aterran, es poder insano, quiebra del procedimiento que garantiza la igualdad, del contrato social, del estado de Derecho, del respeto mutuo,... Sin proyecto, tendrían seguridad cuando les "den la concesión del terreno", para la que -¿antes?- deberían "acordar el pliego de condiciones", los técnicos de la administración, "lo irían viendo", evitarían a la prensa -¿incluso a "El Delirio"?-, la seguridad estaría en la palabra de Revilla, Iñigo, "la Vice", Christian,... y presentarían los papeles con tal seguridad,...; me indigno de nuevo con el hosco mohín de quien, ofendido, dice, "no veo por qué van a decir que no" a lo que, irrechazable y desde su poder, ofrecen quienes dicen lo que dicen tras llevar de España millones durante decenios a paraísos fiscales, ocultar acciones, traficar con arte, construir, "de ese modo", su sede en Majadahonda,...
 
Me esfuerzo en soportar la vista de cómo convive cada cual con ello y siempre me alineo con quienes saben lo que sabe Elena Poniatowska, novelista mexicana muy grande y valiente: “El poder financiero manda (...) en el mundo. Los que lo resisten montados en Rocinante y seguidos por Sancho Panza son cada vez menos. Me enorgullece caminar al lado de los ilusos, los destartalados, los candorosos”.
 
OTROS ARTICULOS DE ESTE AUTORVer todos
¿QUIERES RECIBIR LAS NOTICIAS EN TU EMAIL? ¡SUSCRÍBETE A NUESTRO BOLETÍN!

ACERCA DE

EL ECO REGIONAL
Telefono 696 53 03 45

informativosdiariodigital@gmail.com

Este sitio ha sido optimizado para Firefox e
IE 7 o superior. Conforme con:
HTML | CSS 3.0 | W3C WAI - AA