CONTACTO | PUBLICIDAD | TRANSLATE

FIRMAS COLABORADORAS

VIDEOS

VER MAS VIDEOS

GALERIAS

VER MAS FOTOS

REDES

Ni los suyos les defienden

Ni los suyos les defienden

Por Alex Maccione | 27/03/2019

Le conozco y sé de su autoridad como defensor de los represaliados y fusilados  del bando republicano al término de la guerra civil. Le he entrevistado en al menos tres ocasiones para la Radio  y conozco  sus profundas  convicciones y  su incansable trabajo  por devolver  a sus familiares los restos de  quienes cruelmente  murieron  a balazos  y hoy   están  diseminados  en algunas cunetas o en determinados  cementerios. Él es Antonio  Ontañón, al que nunca se le agradecerá lo suficiente la labor que viene desarrollando. Sus declaraciones a un diario digital  resultan reveladoras de  la indiferencia que ha existido  en el Gobierno de Cantabria  para  poner nombrea un millar de víctimas mortales del franquismo en la región.

De sus manifestaciones  queda al descubierto  el nulo interés, no únicamente de los diferentes Ejecutivos autonómicos,  en general, sino, de manera importante, de la parte socialista de estos Gobiernos, en puestos relevantes  en Parlamento y Ejecutivo, cuando muchas de las víctimas eran  del PSOE. Un apartado especial le dedica Ontañón a la actual presidenta del Parlamento de Cantabria y entonces vicepresidenta del Gobierno regional, la socialista Dolores Gorostiaga, recordando  que en 2006 se dirigieron a ella  para tratar el asunto  de las fosas comunes en la región: “El director del Gabinete de Revilla nos contestó que había trasladado toda la documentación a Gorostiaga al considerar que era su consejería la que debería liderar ese proyecto, pero ni el Parlamento ni Gorostiaga nos contestaron, no tuvimos respuesta. Terminamos recordándola que más del 40% de las víctimas de las fosas comunes de Cantabria pertenecían al Partido Socialista Obrero Español y que sus familias, al igual que las demás, claman por una justicia reparadora que honre y dignifique su memoria. Por lo expuesto, y para tratar conjuntamente este gravísimo asunto, solicitamos se nos conceda esa entrevista. Quedamos a la espera de ustedes”. Desde 2006 “no se ha dignado ni a contestar. ¡Ni a contestar!”,afirma  Ontañón.

Existe, por lo tanto, un natural cabreo con  el PSOE, que no disimula este infatigable luchador por los derechos  de los republicanos  masacrados al término de la contienda, por lo que  nuevamente insiste  en su indisimulado malestar al señalar que “en 2009 me vuelvo a dirigir a Gorostiaga como vicepresidenta del Gobierno: “En nombre y representación de la asociación Héroes de la República y la Libertad, de Cantabria, […] con el fin de informarla de que es nuestro deseo proceder a la prospección y exhumación de una fosa común situada en el pueblo de Caranceja (Reocín), para lo cual cuento con la colaboración de Francisco Etxeberria, de la Sociedad Aranzadi […] Para su conocimiento le informamos de que esta iniciativa es parte de los fines de nuestra asociación y de que los trabajos de exhumación de dicha fosa los dirigirá Francisco Etxeberria Gabilondo, profesor titular de Medicina Legal y Forense de la Universidad del País Vasco […] Agradeciendo su atención, quedo a su disposición con un saludo muy cordial. Una carta más que ¡dramáticamente, injustamente e incomprensiblemente! esta señora no se ha dignado a contestar. Y se supone que es socialista”, manifiesta Ontañón.

Otro  asunto que ha contrariado   al presidente  de la asociación “Héroes  de la República y la Libertad” es la financiación de los  nueve monumentos construidos  por Bontempini en Ciriego  por un importe de 4.292.000 de las antiguas pesetas  y sin una sola aportación del Gobierno de Cantabria. Es más, todos los partidos de izquierdas hicieron sus aportaciones, menos el PSOE. Sangrante. Sí, recuerda y destaca Obregón  la generosidad del ex presidente del Gobierno de Cantabria, Juan Hormaechea, que siendo alcalde de Santander en 1980, facilitó  la elección de la mejor manzana del cementerio-la 52 por ser la más espaciosa- para  construir un trilito  “y tuvo ese gesto porque a su abuelo materno, que era de Astillero y maestro nacional, lo fusilaron los franquistas. Cuando hablé con Hormaechea y le dije que íbamos a hacer los monolitos, me dio 100.000 pesetas”  cuenta Obregón.

El Gobierno de Cantabria tiene una deuda pendiente con estos colectivos, pero también la tiene en particular el PSOE cántabro que ha estado y está en las instituciones. Una cierta esperanza se abre  en este sentido, si nos atenemos a las  intenciones reflejadas   por el nuevo PSOE con motivo de la  celebración de la Conferencia política el pasado año en Santander donde figuran entre otros objetivos  un Plan de exhumaciones y desarrollo del banco de ADN, creación de una oficina de apoyo  a las familias de las víctimas,  así como una red  en colaboración   con  las asociaciones y plataformas de Memoria Histórica en Cantabria.  Y la propia Ley de Memoria Histórica…...Que así sea y que las palabras o las intenciones no se las lleve el viento.

 

OTROS ARTICULOS DE ESTE AUTORVer todos
¿QUIERES RECIBIR LAS NOTICIAS EN TU EMAIL? ¡SUSCRÍBETE A NUESTRO BOLETÍN!

ACERCA DE

EL ECO REGIONAL
Telefono 696 53 03 45

informativosdiariodigital@gmail.com

Este sitio ha sido optimizado para Firefox e
IE 7 o superior. Conforme con:
HTML | CSS 3.0 | W3C WAI - AA