CONTACTO | PUBLICIDAD | TRANSLATE
Domingo, 18 de Noviembre de 2018
El TIEMPO

COLABORAN

VIDEOS

VER MAS VIDEOS

GALERIAS

VER MAS FOTOS

REDES

Imagen no disponible

No dejar a nadie atrás

Por Cristina Bandrés Moro -Presidenta De La Coordinadora Cántabra De ONGD | 18/10/2018
En septiembre de 2015, los 193 países miembros de las Naciones Unidas adoptaron la Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible. En la misma se establecen 17 objetivos de desarrollo sostenible (ODS) formulados en torno a cinco ejes: el planeta, las personas, la prosperidad, la paz y las alianzas. 
La Agenda presenta varios aspectos esenciales y novedosos respecto a otros acuerdos anteriores: es la primera vez que se conectan de manera central la agenda social y la agenda medioambiental y que se propone el abordaje conjunto de los retos domésticos y de los retos internacionales. Se destaca la desigualdad como una de las causas principales de la pobreza y de la insostenibilidad de nuestro sistema de desarrollo, desigualdad entre países y dentro de cada país y desigualdad en sus tres dimensiones: económica, social y política.
Aunque es una Agenda firmada por los Estados, la implicación de las administraciones autonómicas y locales, de los actores sociales, económicos y políticos y de la ciudadanía es fundamental si queremos garantizar su viabilidad. Es lo que se conoce como “localización” de la Agenda 2030.
Es imprescindible que la totalidad de políticas que se promueven y ejecutan desde las distintas administraciones sean coherentes con el desarrollo sostenible. Es necesaria una revisión profunda de todas las políticas sectoriales, no solo de las de carácter marcadamente social, para que se alineen con la lucha contra la pobreza, la desigualdad y la insostenibilidad, tanto en lo doméstico como en el ámbito internacional, para no dejar a nadie atrás.
 
Políticas palanca
La Agenda 2030 plantea una visión holística del desarrollo donde todos los objetivos están interrelacionados y todas las políticas de un Estado o Región deben alinearse coherentemente para su consecución. Para poder hacer esto realidad es necesario identificar y generar políticas públicas palanca con capacidad para impulsar el progreso transversal del conjunto de los ODS.
Algunas áreas de actuación necesarias para generar estas políticas son:
Garantizar mecanismos de cohesión social que disminuyan las desigualdades: garantizar los derechos a la educación y a la salud, con acceso universal y atención de calidad, así como a una adecuada protección social, con inversión suficiente y dirigida especialmente a los colectivos más vulnerables: infancia, mujeres, personas con diversidad funcional o mayores.
Promover el acceso generalizado al empleo digno, apostando por políticas salariales  generadoras de empleo de calidad que garanticen las funciones de estabilidad, bienestar e igualdad del trabajo.
Avanzar en justicia fiscal, reformando el sistema para hacerlo más progresivo y redistributivo, con más y mejores medidas para evitar la evasión y elusión de impuestos y ejerciendo mayor presión en las rentas más altas y empresas de grandes beneficios.
Mayor compromiso con la igualdad de género, con políticas públicas que valoren social y económicamente el trabajo del cuidado, central para el sostenimiento de la vida, poniendo recursos suficientes para la erradicación de las violencias machistas, la implementación de la Ley de Igualdad y la Ley de Dependencia, estableciendo medidas para la eliminación de la brecha salarial y promoviendo medidas preventivas a través de la educación para la igualdad a todos los niveles.
Revisión profunda de nuestros modelos de producción y consumo y de sus efectos en el agua, la atmósfera y los ecosistemas tanto de nuestro país como en terceros. Aprobar definitivamente y poner en marcha con dotación presupuestaria suficiente la ley de cambio Climático y Transición Energética a nivel estatal y replicarla en las entidades locales.
Reforzar la cooperación internacional, cumpliendo el compromiso de destinar el 0,7% del presupuesto a políticas de cooperación con los países en desarrollo y menos avanzados. Asegurar que las políticas climática, fiscal, migratoria, de comercio internacional, de inversiones en el exterior y de las empresas respetan los Derechos Humanos y no tienen impacto negativo en la sostenibilidad de otros países.
 
La Agenda 2030 en Cantabria
En abril de este año, la Dirección General de Juventud y Cooperación para el Desarrollo presentó la Estrategia de Desarrollo Humano Sostenible (EDHS). El Objetivo general de esta estrategia es integrar los Objetivos de Desarrollo Sostenible como principal objetivo de todas las políticas cántabras y el cumplimiento de éstos como un primer paso para la erradicación de la pobreza y la consecución de un desarrollo humano sostenible a nivel local-global. 
 
La estrategia contempla la creación de un Consejo de Alto Nivel y de un Órgano de gestión que aseguren la coordinación política y la toma de decisiones de manera interdisciplinar y multinivel integrando las dimensiones económica, social y ambiental con el enfoque de DHS.
 
Es fundamental que la estrategia para la implementación de la Agenda 2030 en Cantabria sea asumida por el Gobierno autónomo al más alto nivel y que se convierta en el marco de referencia de todas las políticas de la comunidad, no sólo de las políticas sociales o de cooperación al desarrollo. La consecución de los distintos objetivos establecidos en la Agenda debe orientar también las políticas de economía, hacienda, empleo, medio rural y marítimo, industria, comercio, obras públicas, etc.
 
Por otra parte, no podemos olvidar que los ODS y las políticas públicas con los que estos se vinculan necesitan una dotación presupuestaria suficiente que garantice que estos objetivos se cumplen. La voluntad política se demuestra en los presupuestos. La elaboración de los presupuestos es un momento fundamental para demostrar en qué medida el compromiso con la consecución de los Objetivos de Desarrollo Sostenible es prioritario o no para el Gobierno.
 
El cumplimiento de los objetivos establecidos por la Agenda 2030 es una “carrera de fondo” que debe desarrollarse durante los próximos años. Es por ello imprescindible que todos los actores políticos garanticen su continuidad, con independencia de cuál sea el partido que tenga la responsabilidad de gobierno.
 
Los distintos sectores de la sociedad civil: empresas, sindicatos, entidades del tercer sector, ciudadanía en general, no podemos desentendernos de este proceso y tenemos que exigir a nuestros representantes que promuevan las políticas necesarias para garantizar un desarrollo sostenible en nuestra región que, con la vista puesta tanto en lo local como en lo global, no deje a nadie atrás. Nos jugamos el futuro.
 
OTROS ARTICULOS DE ESTE AUTORVer todos
No se encontraron artículos de este autor
¿QUIERES RECIBIR LAS NOTICIAS EN TU EMAIL? ¡SUSCRÍBETE A NUESTRO BOLETÍN!

ACERCA DE

EL ECO REGIONAL
Telefono 673685032

informativosdiariodigital@gmail.com

Este sitio ha sido optimizado para Firefox e
IE 7 o superior. Conforme con:
HTML | CSS 3.0 | W3C WAI - AA