CONTACTO | PUBLICIDAD | TRANSLATE
Lunes, 22 de Octubre de 2018
El TIEMPO

COLABORAN

VIDEOS

VER MAS VIDEOS

GALERIAS

VER MAS FOTOS

REDES

                                     Olores e inundaciones

Olores e inundaciones

Por Crónicas De La Villa De Laredo Por El Niñu Del Cantu | 15/09/2018
La situación de abandono en las labores de limpieza de los cauces de los ríos  en Laredo  proyecta la desidia  a dos efectos, los dos preocupantes, como son  un mayor riesgo  de inundaciones, así como la  generación de focos de olores e insalubridad. Unos  riesgos y una situación ahora denunciados  por Izquierda Unida Laredo.
De nada sirve realizar obras majestuosas de canalización  de ríos, trabajos  ejecutados a principio de los noventa,  si ello no está soportado por un periódico  mantenimiento y limpieza  de los cauces. Cualquier ciudadano  que se dé una vuelta  por las amplias planicies del Sable o lugares próximos  puede comprobar, fehacientemente,  que  toda esa especie de vasos comunicantes que transportan las aguas de lluvias y aquellas provenientes de la montaña están estancadas por  una auténtica selva de hierbas y matojos.
Un total de siete ríos vienen  de las altas sierras de Seña  y vierten sus aguas, en épocas de lluvias,  al lugar donde estuvo  ubicado el antiguo muelle romano, poco más o menos, a la altura de las traseras  del Polideportivo Municipal Emilio Amavisca  e Instituto Fuente Fresnedo, para  extenderse posteriormente  a lo largo y ancho de todo el suelo laredano.  Durante los meses de otoño e invierno, cuando se producen las crecidas de los ríos, éstos  vierten sus aguas  influyendo e impidiendo  las presiones de las mareas subterráneas. Efectivamente, la prevención de posibles inundaciones constituye una de las grandes preocupaciones.
Pero, es que, por si esto no fuera poco,  la falta de limpieza y eliminación de toda la vegetación que se acumula  en los cauces de los ríos provoca la generación de focos insalubres con la localización de patos muertos y en estado de putrefacción. Los malos olores  ya prácticamente cohabitan, en determinadas épocas del año,  con los vecinos  de algunas  zonas del municipio como es el caso de quienes viven en el entorno del barrio del Pelegrín. Desde hace unos cuantos años, algunos sitúan la incidencia con  la construcción del Polígono Industrial, el putrefacto olor se hace insufrible y penetra  en las viviendas, de donde resulta, además de insoportables,   costoso  de quitarlos.
Es obligación de las administraciones públicas,  en este caso el Ayuntamiento de Laredo, velar y proteger a sus  ciudadanos, contribuyentes al mismo tiempo, por lo que urge adoptar las medidas preventivas necesarias para evitar este tipo de desagradables situaciones. Como primera medida, actuar  en los cauces de los ríos, procediendo a la limpieza exhaustiva del os mismos. Pero, ya.
 
 
 
OTROS ARTICULOS DE ESTE AUTORVer todos
¿QUIERES RECIBIR LAS NOTICIAS EN TU EMAIL? ¡SUSCRÍBETE A NUESTRO BOLETÍN!

ACERCA DE

EL ECO REGIONAL
Telefono 673685032

informativosdiariodigital@gmail.com

Este sitio ha sido optimizado para Firefox e
IE 7 o superior. Conforme con:
HTML | CSS 3.0 | W3C WAI - AA