CONTACTO | PUBLICIDAD | TRANSLATE

FIRMAS COLABORADORAS

VIDEOS

VER MAS VIDEOS

GALERIAS

VER MAS FOTOS

Vuelven Los Zamarrones de Lanchares

Los vecinos y el Ayuntamiento han celebrado el 2 de marzo la mascarada tradicional recuperada

REGION / El Eco Regional | 06/03/2019

Vuelven Los Zamarrones de Lanchares
Haciendo honor a las tradiciones y a los antepasados, Lanchares celebró los Zamarrones. Desde las cinco de la tarde, el sábado día 2 de marzo, los zamarrones recorrieron todas las casas del pueblo pidiendo aguinaldo.
Escuchando a los mayores del pueblo, averiguaron la raíz de los zamarrones desde los años 1930 en este pueblo campurriano.  
 
Abriendo la comitiva iban armando bulla los “zamarrones” con pieles y pellejos, y moviendo los campanos para animar la tarde de Antruido.
 
Las pandereteras cantaban coplas y les acompañaban los pastores, los segadores y labradores del pueblo,  el vieju” y “la vieja”.  
 
A la comparsa acompañaban las autoridades del pueblo, con la pareja de la guardia civil, el militar, el cura del pueblo, los frailes y las monjas. Además el médico y sus ayudantes garantizaron la atención sanitaria de la comitiva que recogía el aguinaldo. 
 
Todos los personajes iban con máscaras, que han sido hechas artesanalmente. También acompañó en el desfile, el burro con alforjas donde guardar los aguinaldos de  los vecinos, a base de productos de la matanza del “chon”, morcilla, tocino, chorizo,  y también huevos o patatas. 
 
La vecindad de Lanchares, con el apoyo de la Junta Vecinal del pueblo y el Ayuntamiento de Campoo de Yuso han restablido la esencia de esta mascarada tradicional que se ha celebrado desde siempre en el pueblo, pero recuperando su origen y alma ancestral. 
 
En la tarde de Antruido en Lanchares, los Zamarrones corren y alborotan la aldea campurriana. Se cuelgan campanos y se enmascaran con caretas y pieles. Las mujeres tocan la pandereta y cantan coplas animando la comparsa.  
 
UNA TRADICIÓN CONTINUA 
 
Los zamarrones de Lanchares, a diferencia de otras mascaradas, prácticamente no ha tenido discontinuidad en el tiempo. De una manera discreta pero continua, se han seguido celebrando en esta aldea campurriana. 
 
Con una historia que se pierde en los albores de los tiempos, se celebra en este pueblo apartado entre las Montañas Cantábricas y el Pantano del Ebro, una ceremonia cargada de atavismo y valor patrimonial. 
Los vecinos y vecinas de Lanchares, su Junta Vecinal y el Ayuntamiento de Campoo de Yuso han trabajado en documentar, proteger y preservar para el futuro esta fiesta ancestral de Campoo de Yuso.
Desde el Ayuntamiento de Campoo de Yuso, municipio rico en patrimonio cultural inmaterial, se realizó una investigación de carácter etnológico impulsada por Miguel Ángel Toca Gutiérrez, con la intención de, más que recuperar, poner en valor una de sus tradiciones más singulares: los zamarrones de Lanchares. Esta costumbre, con un marcado origen prerromano, marcha en línea con el desarrollo de otras festividades similares, tanto en Cantabria (La Vijanera de Silió, Los Carabeos de Valdeprado del Río, El Antruido de Piasca, etc.), como del resto de la Península Ibérica y, por supuesto, de Europa. 
La Asociación Cultural Amigos de la Vijanera ha apoyado y ayudado a los vecinos para orientar la mascarada y ser fieles a la tradición de este patrimonio etnográfico inmaterial. 
Esta tradición perdura en la mente de los más mayores de la localidad como una mascarada tradicional, celebrada justo antes de la cuaresma. En ella los mozos (hombres y mujeres) de dieciséis años o más se vestían originariamente con pieles de ovejas, ropajes viejos y máscaras, recordando en cierto modo a la tipología de zamarrón negro. El objetivo de la actividad consistía en salir a recorrer las calles de la localidad, el martes de carnaval o Antruido, generando gran algarabía, mientras los mozos y mozas cantaban coplas y se acercaban casa por casa para solicitar un aguinaldo. Hoy en día la festividad de los zamarrones se había pervertido un tanto, hasta transformarse casi en una muestra más del carnaval moderno, pero con ciertos rasgos que sin duda todavía recuerdan al tradicional. Así perduraba mantenido con vida gracias a la labor de los más pequeños del pueblo que, procesionalmente, recorren Lanchares solicitando con sus disfraces contemporáneos el tan ansiado aguinaldo. 
Gracias a este estudio antropológico, ha permitido reconstruir y depurar la celebración, recuperando su origen y evitando contaminaciones modernas de los carnavales actuales.
La iniciativa de la vecindad de Lanchares con la ayuda del Ayuntamiento de Campoo de Yuso se apoya en la recogida de testimonios, análisis de los hechos y contextualización de los mismos, con el objetivo de preservar este magnífico legado original. Para ello se vale, además del análisis científico bibliográfico, de entrevistas a testigos y participantes directos en dicha tradición. Sobre estos cimientos se los Zamarrones de Lanchares retornan a su origen.   
 
¿QUIERES RECIBIR LAS NOTICIAS EN TU EMAIL? ¡SUSCRÍBETE A NUESTRO BOLETÍN!

ACERCA DE

EL ECO REGIONAL
Telefono 696 53 03 45

informativosdiariodigital@gmail.com

Este sitio ha sido optimizado para Firefox e
IE 7 o superior. Conforme con:
HTML | CSS 3.0 | W3C WAI - AA